domingo, 30 de marzo de 2014

Personajes - Aldo Brov

Dicen que para ser escritor primero hay que leer mucho. Esa frase nunca me cayo bien, ya que nunca fui un buen lector, y cada vez que hablaba con alguien que aparentaba saber, siempre me hacia esa referencia. Era como recordarle a uno que nunca podria ser bailarin porque tenias las piernas chuecas.

Ya entrando a los 30 y sufriendo dia a dia la falta de tiempo, mi idea de escribir comenzo a parecer un sueño inalcanzable y estupido, no iba a perder tiempo leyendo libros aburridos de escritores pasados de moda,  por lo que me enfoque en avanzar en otras areas que me dieran la posibilidad de trabajar y mantener a mi familia.

En un principio parecio que la decision tomada fue la adecuada, ya que me comenzo a ir bien, pero con el tiempo sentia algo que faltaba en mi, llegaron temores, sensaciones de panico, y un vacio sobre el sentido de mi vida.


 Afortunadamente, una parte de mi nunca se dio por vencido, y siguio generando ideas que cada tanto tenia que escribir. Asi aprendi a convivir con una mente dividida en dos, la persona que se mostraba ante todos, el que ya todos conocian. Responsable y serio. Y esa otra persona, un loco soñador, sin miedo a enfrentarse al destino, y con la certeza que un tipo de piernas chuecas puede ser bailarin si se lo propone.

Asi fue como, escuchando a ese loco que gritaba dentro mio, me propuse a generar un plan de autoaprendizaje para intentar convertirme en escritor. Comence buscando libros, investigando en internet, analizando algunas hojas de libros que me interesaban, tratando de copiar el estilo de un escritor reconocido. Entonces, cada vez que veia una escena de una pelicula intentaba imaginarme como seria esa situacion en un libro. Sabia que hay muchas cosas en una imagen que no pueden ser contadas, asi que solo me enfocaba en lo que era necesario mostrar, el dialogo, los gestos de los personajes, los detalles que el narrador debe contar, si podia evitar la intervencion del narrador mejor, que cuenten y muestren lo que hay que mostrar los personajes.

Me enfocaba mucho en mantener la intriga viva, no perderme en detalles aburridos e innecesarios, o palabras bonitas que detengan el ritmo, buscaba escribir lo importante, siempre queriendo transmitir una idea o generar algo en la mente de quien lee, intentaba sorprender al lector con situaciones no imaginadas si era posible, aunque note que a veces es necesario ir a lo basico en pos de un buen momento, por ejemplo en una historia de amor, hay cliches que no se pueden evitar.

Entonces, un dia, pensando que seria tiempo de compartir lo que habia aprendido, me anote en un taller literario online donde compartiamos historias mes a mes con otros compañeros. El primer mes, nadie comento mi cuento, era uno mas del monton perdido entre los 118 relatos recibidos. Pero en el segundo mes, y gracias a estar ultimo en la lista, (yo comenzaba siempre por los ultimos) tuve varios comentarios, y todos ellos positivos que me llenaron de motivacion y felicidad, pero hubo uno sobre todo, que lo senti una señal, vaya uno a saber que tanto sabia del tema la persona que lo hizo, pero eso no importaba, una señal es una señal. El comentario decia que le habia gustado mucho mi relato y habia disfrutado leyendo, que lo busco para leerlo a su familia en la cena, y firmaba diciendo, "Los mios y yo solo nos queda decirte: por favor, escribe.", ESA era la señal.


En ese momento supe que esa otra persona que siempre vivio reprimida y encerrada dentro de un cuarto oscuro en mi cabeza, se habia ganado la oportunidad de hacerse cargo por algun tiempo de mi vida, y es quien ahora escribe en este post.

Por eso pido, a los que me conocen o creen conocerme de antes, antes de leer mi blog, tal vez deberian dejar de pensar en esa persona que conocieron y darle la oportunidad a esta nueva persona, que creo... tiene mucho para decir y contar, y tiene grandes sueños para el futuro.


3 comentarios:

  1. Como conocedor de ambos seres, me alegra mucho ser más amigo de Aldo que del otro... Gracias por compartir! Y me sumo al pedido del NN: "POR FAVOR, ESCRIBE"

    ResponderEliminar
  2. Hola. Somos colegas en literatas, hoy me has ayudado doble, con tus comentarios de allá y con este texto, que me ha hecho reflexionar a mi. Me contaron que fui precoz en hablar y en inventar las historias más inverosímiles, soy famosa en la familia con anécdotas que aún se cuentan, mis juegos eran siempre de personajes y ponía a todos ser mis personajes, también me encantaba leer y cuido aún mi biblioteca de niña, además de una abuela narradora oral que aún puedo escuchar a pesar de que murió hae años. Hice la secundaria y el pre en una beca donde dormíamos toda la semana y recuerdo a mis compañeras de cuarto pedirme historias tras historias, a veces era un libro, a veces una peli o a veces mi ficción. Recuerdo dos momentos especiales: un día una de mis amigas vino del cine un poco decepcionada y confesó delante de todos que le había gustado más mi versión narrada que la peli, otro día iba en la guagua (omnibus, autubús) contándo una historia a mi compañera y me detengo a recoger algo que se me había caido y cuando levanto la cabeza todo el mundo estaba virado hacia mí,esperando que continuara. En esa época empecé a escribir varias historias que luego abandonaba. Terminando el pre y con vistas a pedir carrera en la universidad estuve indecisa, era aplicada y estudiosa y llevaba bien las ciencias y las letras, creía que debía ser ingeniera o algo así, pero no me imaginaba en ningun trabajo y me faltaba vocación, al final me decidí por la filología hispánica, cinco años de academia, leyendo a clásicos y a lo que me cayera en mano, me hicieron pensar que me quedaba grande el traje de la creación. Hace unos años monté un blog como ejercicio para un curso de TIC y lo usé durante un tiempo, allí escibí reflexiones personaleso cosa así. Dedicada siempre al trabajo y a la familia ya ni me acordaba de mi antiguo afán con las historias y los personajes, El mes pasado encontré "nuestro" sitio, deja ver si con ese taller me llegan señales como a ti. Buscaré leer más de lo que has hecho. Estamos en contacto.

    ResponderEliminar
  3. Hola Aldo,
    Soy Margarita Graña, tu compañera de literautas. Increíble como da vueltas el mundo. Hace unos meses, cuando decidí después de muuuuuchos años dejar salir mi verdadera vocación y permitirme empezar a escribir, me enteré de tu taller, mandé un mensaje, pero no pude asistir. No me lo permití. Lo de literautas es mas discreto, y por eso cuando lo descubrí me tiré al agua. Me animé! Y desde el primer momento fue muy especial la forma en que la gente del taller me hizo sentir y los comentarios que recibí del cuento. Pero cuando leí tu comentario, que en forma clara y precisa diste en el clavo en los detalles que me molestaban del mismo, y además con la coincidencia de vivir en La Paloma, casi colapso. No creo ni en los destinos, ni en las señales, ni nada, pero bueno, tampoco vamos a andar cerrándole las puertas no? Me encantaría este año participar de tu taller. Estoy segura que voy a aprender montones y además a disfrutar de una linda experiencia.
    Espero conocerte pronto..
    Saludos

    ResponderEliminar